#04: Dispara desde la cadera.

Al lomografiar, donde más te molesta tu Lomo es delante de la cara.

En resumen esto es lo que nos dice la cuarta regla lomográfica.

Si con una Lomo puedes hacer fotos distintas de las que harías con una digital ¿por qué no lo ibas a hacer también en la forma de sacarlas?

Muchos fotógrafos de todos los estilos y condiciones usan esta manera de hacer fotos. La lomografía lo convierte en regla. Norma que puedes aceptar o rechazar. Pero es divertida!

Como dije en un post una vez, raras son las veces que miro a través del visor para hacer una lomo. ¿Por qué encuadrar una foto perfectamente si puedes ejercitar tus brazos? Muévete! Mira a tu objetivo a la cara, que nadie o nada te separe de esa visión. La lomografía es una fotografía espontánea y busca la energía del momento. Por tanto si haces un retrato y no pones la cámara delante de tu cara, se crea una atmósfera diferente. Cada lomo es única.

Si el momento te pide saltar y sacar una foto, hazlo. Si vas por la calle con la cámara en la mano ¿por qué llevarla a la cara?. Si la llevas colgada al cuello, dispara…¿qué la foto te saldrá sin cabezas? ¿y por qué no?. Que tu brazo se sienta libre…no lo coartes!! ;P

Él es......?

El disparo con la mano no conoce límites. Además…no te ha pasado nunca que intentas encuadrar una lomo como se hecho toda la vida y no te sale cómo querías? Mejor a veces no hacerlo, pues! :P

1,2,3.....Action!!!!

Sin cabezas en concierto!!

Las lomos no te interrumpen, acuérdate. Márcate un bailecito por la calle o deja que simplemente el dedo actúe y apriete sea dónde sea que lleves colgada la cámara. Y como llegará el momento en que no te quieras separar de ella pues esta manera de expresarte será tuya. Fifty/Fifty ;)

La sociedad lomográfica no ha hecho estas reglas al azar o sin pensar. Cuando llevas tiempo haciendo lomos te das cuenta que al final acabas adoptando algunas de ellas de forma natural. ¡¡En realidad las cámaras te lo piden!!

Besos estelares XxX

Anuncios

#03: Lomografiar no interrumpe tu hacer cotidiano.

La tercera regla lomográfica nos dice que llevar la cámara encima no nos impide hacer lo que estemos haciendo.

Que cierta afirmación. Sus cámaras son ligeras. No tendrás que cargar con más de medio kilo de peso sobre tus espaldas.

No son complicadas. No tendrás que hacer un master en tecnología punta para hacer la foto. Sólo mirar, observar y disparar.

Hay mucha variedad. Siempre hay una Lomo adecuada a cada situación. Podrás elegir la que quieras. Si sólo tienes una…..te valdrá también para todo. Garantizado!!

Como dice ese refrán famoso, en este caso, más que nunca, una imagen vale más que mil palabras….sólo bastará con eso!

 

El Día L Que vas al supermercado con una amiga…te la llevas.

fruto de un apuro! Que te entra el apurillo en mitad de la noche y ese árbol de raíces que cuelgan te salva de la situación….aprovecha!!

Que te vas de compras a esa tienda tan conocida de entrada espectacular en Barcelona con tu amiga….retrátala!!!

Chicharro Tattoo Que tu amiga se va a hacer su primer tatuaje??….saca la Lomo al momento!

Estrella Polar! ♥ Que tus amigos se marcan un ensayo en su local…¿qué haces si no tienes la lomo encima?.

y también te vi doble... Que estás compartiendo una tarde de enviciada cybernética con un amigo?? ten la Lomo cerquita que nunca se sabe!! jajaj

Hoy es Tu DÍA.....Estrellita!!! Que te vas con un amigo a hacer picnic nocturno?? Las estrellas están también para retratarlas!!!

CONCLUSIÓN: Tú nunca interrumpirás si se trata de sacar una Lomo y ella tampoco te interrumpirá a tí…eso está más que comprobado!!

La lomografía “pone en escena” tu vida diaria. Se convertirá en un ritual natural.

 

Besos estelares XxX

#02: Utilízala siempre. De Día y de Noche.

…Si siempre llevas la cámara encima…

…la llevarás a todas horas. Tanto por la mañana, por la tarde o por la noche.

Son dos reglas que van muy unidas. Son inseparables.

Cuando me compré la Holga, en la tienda de Barcelona, el chico me dijo casi literalmente, “úsala de día, cuando haya mucha luz” y eso hice, al menos con el primer carrete. Luego inevitablemente me pasé a la técnica del flasheo indiscriminado!!! ;P

Me gusta citar a las personas que dan buenos consejos. Y éste lo fue. Cogí la cámara que aún no tenía ni un rasguño, me fui a la piscina de un amigo, día soleado de Verano y el libro de la Holga para “inspirarme” ;).

Sueño.......

Ya desde ese primer carrete quise experimentar. Y ese es otro consejo que me gusta dar…….”El Liberarse”. ¿¿Por qué hacer fotos normales que harías con una digital si puedes poner a prueba el carrete?? Simplemente hay que “darle caña” ;-). Cada uno a su estilo, pero y ¿por qué no?

El segundo carrete, como dije, ya le dí al Flash. Siempre me gustaron las dobles exposiciones. Cogí: misma piscina y su fondo, un amigo que miraba “disimuladamente” a las estrellas, Holga y su Flash.

Y el agua inunda al Señor F!

Es así de fácil. Si sientes la llamada de la Lomografía, la cámara casí que te elige. Siempre hay una que te gustará más que las otras. Y cuando la tengas en tu poder querrás experimentar con ella. Después querrás llevarla a todos lados, al igual que la utilizarás tanto de “día como de noche”!!

Besos estelares XxX