Archivo | Lomolitos Feed RSS para esta sección

Lomolitos. Trucos #2.

19 abr

Los lomolitos son las cámaras lomo más sencillas. Tanto que son de usar y tirar.

Pero como ya vimos una vez se pueden reutilizar abriéndolas por un lado.

Hace unos días recibí una consulta sobre lo que resulta más difícil de manejar en esta cámara. Por eso he pensado que se merece una entrada. :D

Se trata de cómo se carga de nuevo con un carrete.

Cuando abres esta cámara ves, de buenas a primeras, que algo raro hay. Y es que todo dentro de ella está “al revés”.

**PRIMERO: ¿cómo son los carretes de 35mm?**

Visto así es fácil. Un negativo enrollado dentro de una carcasa y los laterales de éste distintos el uno del otro. El de la derecha con un hueco y el de la izquierda con un pequeño cilindro que sobresale de él.

**SEGUNDO: ¿Cómo es un Lomolito por dentro? y lo más importante cómo se carga con una película nueva**

Si tienes otras cámaras analógicas te darás cuenta en seguida. Ésta está toda al revés por dentro. De ahí la dificultad al poner el primer carrete una vez abierta. A mí me pasó. Me las vi y me las deseé dándole vueltas al asunto ;D. Yo hoy te lo pondré un poco más fácil si decides algún día comprártela!

  1. El compartimento para poner el carrete está a la derecha, cuando en una cámara normal suele estar a la izquierda. Por tanto debes colocar el carrete al revés también. Esto es, por el cilindro que sobresale del carrete ;)
  2. Luego debes tirar un poco del negativo para pasarlo al lado contrario. Haciendo coincidir los agujeritos del negativo en las pestañas (2).
  3. A la izquierda como ves hay un cilindro grande. Si le das vueltas con la palanca de rebobinar te darás cuenta que en ese cilindro también hay una pestaña. Lo que tienes que hacer ahora es enganchar uno de los huecos del negativo en esa pestaña para que la película no se suelte.
  4. Ahora es el turno de la palanca que rebobina el negativo :D. Cuando tienes todo ya en su lugar tienes que dar vueltas a esta palanca para que el negativo quede bien sujeto. Con una vuelta estará listo.

¿¿Y luego?? ;)

Pues te habrás dado cuenta también que algo sigue “fallando”!!

Ahora es el turno de cerrar la cámara.

Con la palanca señalizada con el número 4 debes dar vueltas en el sentido que te indica la flecha que tiene, hasta que el negativo se haya enrollado en la parte izquierda del Lomolito. Cuando haces esto verás que el contador de fotos lo tendrás a 36. Irá desde el número 36 hasta la S. ;)

¡¡Listo, Calisto!!

Ya tienes tu Lomolito preparada para tirar fotos. :D

CLICK, Click…y pasar a la siguiente foto ;)

Cuando termines el carrete (letra S en el contador), abres la cámara y al laboratorio directamente!!

Fácil, ¿verdad? ;D

Feliz Re-Utilización!!

XxX

**Todo sobre los lomolitos**
lomolito rojo

Trucos. (Lomolitos)

16 nov

Tras haber hablado el viernes sobre las cosillas fundamentales que hay que saber de los Lomolitos, hoy Lunes, inicio de semana, algunos trucos para sacarle más jugo a tu cámara.

    lomol

Como dije en el anterior post, las Lomolitos son cámaras desechables pero reutilizables. En su lateral podrás encontrar  una pestaña que te permitirá abrirla para sacar el carrete y volver a cargarla. Sólo tendrás que rasgar el papel que le  recubre, como se ve en la foto. Así de fácil y te ahorras el llevar toda la cámara al laboratorio fotográfico y que se la queden  ellos sin ninguna piedad jajaj.

I Feel Good Si quieres ahorrarte unos eurillos más. Aquí tienes otra opción.

Tengo un amigo en el Flickr que se llama Xtylerclub (Blackheartking) y una vez me habló de lo que le hizo a una cámara que      encontró en “los chinos”, parecida a los Lomolitos. Según él es el mismo modelo, sólo que en lugar de costar 10euros, le      costó 3. El truco es tan simple como ponerle al flash un trozo de plástico de los que se usan en los archivadores. Te quedará  en  la foto un tono mucho más intenso que con el Lomolito green. Eso está asegurado.

Si ya tienes la lomolito en tu poder y quieres conseguir un color más “logrado” podrás hacer lo mismo. Plástico pegado sobre  el  flash y listo. También esto lo podrás trasladar a cualquier cámara que tenga flash. Muy fácil, ¿verdad?.

Ahora lo único que me queda por saber es si esa cámara que compró tan barata se puede reutilizar y volver a cargarla. Espero que el autor de esta lomo se pase y nos lo cuente!! :D

Gato Otro amigo del Flickr (Gatokinetik-o) uno de mis primeros Lomo-Contactos, es uno de esos expertos en carretes y amante de la fotografía analógica.

Es otra de las cosas que puedes probar con estas cámaras. ¿¿Por qué usar un carrete de 35mm de 100 o 200 ASAS pudiendo experimentar un poquito??

Él usó para esta foto un carrete Kodak Pro 100 caducado. Algún día escribiré un post sobre los carretes caducados que tanto juego dan. Por ahora esta muestra. Como ven la lomo fue tomada de día así que el flash (que yo sepa) no fue usado. Aquí lo interesante es los tonos que adquirió la imagen y ahí ha tenido que ver el carrete.

Otra opción buena es usar un carrete de diapositivas (slide film) pero de eso también hablaremos más adelante y detenidamente!! :D

Aventúrate a experimentar.

Se me ocurre algún que otro truquito….pero ya sería desvelar mucho en tan poco post!!! jajajaj

¿Tienes alguno que quieras compartir?

Besos estelares XxX

**Todo sobre los lomolitos**
lomolito rojo

Lomolitos.

14 nov

lomolito verdelomolito rojo


Los lomolitos presumen de ser las cámaras lomográficas más sencillas. Las que menos complicaciones tienen.

La particularidad que tienen es el de poseer un filtro de color en su flash integrado. Verde, rojo, azul o amarillo. Quizá te apetezca darle un toque de color específico a tus mejores momentos. Para eso están ellas.

Para ponerla en acción sólo necesitarás una pila (de las de toda la vida), un carrete de 35mm y un dedo ágil!!

Su apariencia se distingue del resto de cámaras “desechables”. Está adornada con un simpático loro lomo-adicto y vestida de papel de colores para que no te confundas nunca qué cámara estás usando y de qué color es su filtro jajaj.

Es pequeña, ligera, de plástico (of course) ideal para llevarla en y a cualquier lado…y perfecta para usarla tanto de día como de noche.

Para tener en cuenta:

  • En cada lomolito puedes usar el flash de color o el blanco. Solo tendrás que girar el gel de color del flash hacia abajo. (un dibujo te lo explica bien en la cámara)
  • En su frontal hay un botón negro que al apretarlo se activa el flash. Sólo debes esperar unos segundos a que se encienda una lucecilla para tenerla a punto.
  • El flash funciona bien a una distancia de 0,8 a 3 metros de distancia.
  • Supuestamente es como una cámara desechable. Tendrías que llevar la cámara entera al laboratorio fotográfico cuando quisieras revelar el carrete. Y aquí viene el Truco: si la miras de frente, en su lateral derecho si rompes un poco el papel que le recubre, podrás descubrir una pestaña. Ella te permitirá reutilizarla, todas las veces que quieras. Podrás abrirla para recargar la cámara con carretes. Así que de desechable tiene poco!! :P

Lo positivo:

  • Pesa poco. Siempre la podrás llevar encima.
  • Fácil de usar.
  • Simpática. Distinta a las desechables que venden en los laboratorios. Por lo tanto, sorprenderás.
  • Puedes usar los dos filtros. Color y blanco.
  • Desechable pero reutilizable.
  • Es la cámara lomográfica más barata. Ideal para principiantes que no se aventuran con otras de las “grandes” y “quieren probar”.
  • Puedes comprar el color que más te guste.
  • No te tendrás que preocupar por detalles técnicos. Simplemente por saber lo qué quieres fotografiar y disparar!

Lo negativo:

  • Sus filtros de colores te seducen pero seguramente después te lleves una pequeña “decepción”. Quizá esperes una foto super tintada del color del filtro, pero no es así en todos los casos. Tengo los 4 lomolitos y para mí la mejor que funciona es la roja. Es en la que más se nota el color en la foto. Las otra 3 apenas tintan. Al menos así me ha pasado a mí.
  • Si la usas mucho y le das caña puede que pierdas el gel de color que cubre el flitro. Yo he tenido que hacer el apaño de pegarlos con cinta adhesiva (celo).
  • Es bastante limitada. No te da opción a experimentar tanto como con otras cámaras lomo. Su sencillez a veces es una de sus desventajas.
  • Al tener solo un filtro de color puede llegar a cansar. Tendrás 36 fotos de un mismo color ( a no ser que ruedes el filtro y las saques con el flash blanco normal).
  • Pierden un poco el encanto cuando tienes otras cámaras lomográficas. Puede que acaben por no usarse, en el trastero o en la repisa donde tienes las cámaras.

Pronto…todos los truquillos que puedes hacer con las lomolitos.

¿¿Tienes alguno que quieras compartir??

XxX

**Todo sobre los lomolitos**
lomolito rojo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.912 seguidores

%d personas les gusta esto: